Bibliopiedras

Lectura, Libros, Escritores, Bibliotecas, Internet

Taller de lectura: hemos leído “Mi planta de naranja lima” de José Mauro de Vasconcelos

Posted by bibliopiedras en enero 23, 2018


José Mauro de Vasconcelos nació en 1920 en el barrio de Bangú, en Río de Janeiro, en el seno de una familia muy pobre. Su madre era india, su padre portugués,  y debido a la falta de recursos de su familia de niño se trasladó a vivir con unos tíos en Natal. Allí cursó dos años de medicina, estudios que abandonó para dedicarse a los más variados oficios: entrenador de boxeo, pescador, camarero, hasta que gracias a una beca viaja por Europa y vuelve a Brasil donde se une a los hermanos Villas-Bôas en sus expediciones por el Amazonas y su defensa de los indígenas.

La obra de Vasconcelos está plagada de elementos autobiográficos y en ella destaca la exaltación de la naturaleza y una especial sensibilidad hacia la situación de los más desfavorecidos. Su libro más destacado es el que, en esta ocasión, hemos leído en el Taller de lectura: Mi planta de naranja lima, una novela extraordinariamente emotiva en la que el autor recrea parte de su infancia.

Zezé es un pequeño de cinco años, inteligente, muy sensible, bueno y también muy revoltoso. A lo largo del libro, el protagonista nos muestra con la ingenuidad de sus ojos de niño una realidad brutal: la miseria de su casa, el abandono y el maltrato que recibe debido a la situación familiar, y su deseo de salir de esa situación a través de la fantasía, del juego, inventándose un gran amigo (su arbolito de naranja lima) y también agarrándose a los atisbos de afecto que recibe de su madre (casi siempre ausente) o de sus hermanos (especialmente de Gloria y de Luis, el pequeño). Pero es su encuentro con Manuel Valadares, “el Portuga” quien empieza a cambiar su visión del mundo. Zezé, de la mano de este hombre, descubre lo que es la ternura y algo parecido a la felicidad.

Zezé es un personaje entrañable y el lector no puede más que acompañarlo en la belleza de sus viajes imaginarios y en el dolor de su día a día real. El libro se disfruta porque sabemos que es una obra que nos enriquece, pero es conmovedor ya desde la dedicatoria en la que descubrimos que dos de sus hermanos (precisamente Gloria y Luis) se suicidaron en la veintena. La obra nos llena de sentimientos, nos contagia esa ternura inmensa del niño que sufre y que aún así busca, ama y lucha. El libro deja una regusto amargo, un pellizco de tristeza, el corazón se encoge porque sabemos que Zezé no es sólo es Zezé, sino que representa a muchos, demasiados niños de este mundo y que ese árbol, el amigo que escucha, representa el momento de la infancia en el que a pesar de las dificultades aún se tiene de esperanza, una  esperanza que muere cuando mueren los sueños, cuando la imaginación deja caer su última flor.

…………………………………..

La novela gustó mucho en el taller de lectura, a pesar de lo que nos emocionamos y algunos hasta lloramos. Es un libro duro pero de los que merecen la pena. Hace reflexionar y está lleno de valores y sentimientos.

Obras relacionadas que se sugirieron en el taller:

La vida ante sí, una muy buena novela de Emile Ajar.

Vamos a calentar el sol, otra obra de Vasconcelos en la que el autor cuenta otra parte de su historia.

Un monstruo viene a verme, la novela juvenil de Patrick Ness, en la que se basa la película dirigida por José Antonio Bayona.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: